Antecedentes Históricos Antecedentes Históricos

Desde la creación de la Universidad, los cursos de filosofía siempre formaron parte del programa de estudios. En 1845, el Presidente José Ballivián emitió un Decreto Supremo creando una facultad denominada Humanidades y Filosofía, sin embargo este decreto no entró en vigencia y la nueva facultad nunca funciono.

En 1944, se crea la Escuela de Filosofía y Letras, durante la gestión del Rector Héctor Ormachea Zalles, y en coordinación con el señor Roberto Prudencio, se realiza la aprobación del plan de estudios por el Consejo Universitario, el 12 de mayo de 1944.

Creada la nueva Escuela, se convocó a un concurso de méritos a las siguientes cátedras: Introducción a la Filosofía, Introducción a la Historia, Introducción a las Letras, Historia de la Filosofía, Psicología, Tihuanacología, Cultura Boliviana y Latín. También se invitó a nuevos alumnos a inscribirse en la Escuela.

La inauguración de las actividades académicas se realizó el 31 de julio de 1944, a horas 12:00, ceremonia celebrada en el salón de actos de la Universidad. Inicialmente, hizo uso de la palabra el señor Roberto Prudencio, refiriéndose puntualmente a la elaboración del programa de estudios y sus perspectivas en la Universidad. Posteriormente, hizo uso de la palabra el Rector Héctor Ormachea Zalles, finalizando su extenso discurso con las siguientes palabras: "Señores catedráticos y alumnos, el porvenir de la nueva escuela depende de la forma como cumpláis con vuestro deber, de ahí que os conjuro a no traicionar la fe que la Universidad Mayor de San Andrés deposita en vosotros. En esta forma sencilla, pero con la intención más solemne declaro inauguradas las labores de la Escuela de Filosofía y Letras".

En el inicio, la Escuela contaba con 40 alumnos y 8 catedráticos. En 1947, la Escuela consolida su plena independencia, pues desde su creación dependió de la Facultad de Ciencias Sociales. El 14 de mayo del mismo año, a hrs. 18:00, se reunieron catedráticos entre los que destacamos a Augusto Pescador, Numa Romero, Roberto Prudencio, José Antonio Arze, Carlos Gregorio Taborga y los alumnos Huascar Cajías, Armando Soriano Badani, Gustavo Medinaceli, Nicéforo Rojas y Rubén Carrasco de la Vega, quienes eligieron a Augusto Pescador como Director y a Gustavo Medinaceli como representante estudiantil, siendo las primeras autoridades de la Escuela.

 

La Trifurcación

El plan de trifurcación funciono mediante Resolución del Consejo Directivo del 22 de noviembre de 1963 que en su parte más sobresaliente dice: "Aplicar y poner en vigencia paulatinamente a partir de 1964 el Plan de Trifurcación de la Facultad, que fue aprobado en el Consejo Universitario de 1955".

Posteriormente, el 2 de abril de 1964 se aprobó el informe de la Comisión de Estudios Facultativos, aplicando el primer curso común y separándose por especialidades en 1965: Filosofía, Historia y Letras para luego obtener la licenciatura en cada una de ellas.

En 1966 se creó la especialidad en Pedagogía y se aprobó un reglamento de modalidades de estudio para cada especialidad.

 

De la Revolución Universitaria al C.N.E.S.

Tras la renuncia del Presidente Ovando asume el Gobierno el General Juan José Torres, durante cuyo gobierno se forma la Asamblea Popular conformada por obreros, campesinos y otros sectores, como la Universidad. La Facultad tuvo que reorganizarse con nuevas autoridades en un Comité Mixto Revolucionario bajo la dirección del Dr. Arturo Orías, en el corto período de su gestión se crea el Departamento de Idiomas, la Escuela de Bibliotecología y el Archivo La Paz, bajo la dependencia administrativa de la Carrera de Historia. Sin embargo, todo este proceso de reorganización fue interrumpido por el golpe de estado del General Hugo Banzer en 1971, cuyo gobierno implantó la Ley Fundamental con el control académico de las universidades y la creación del Consejo Nacional Educación Superior (C.N.E.S.). Durante este período, la Facultad de Filosofía y Letras cambió de nombre por Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, en agosto de 1972.

En julio de 1974, se organiza un comité inter-facultativo conformado por docentes, estudiantes y administrativos de la Universidad, quienes se opusieron, abiertamente, a todas las disposiciones de la Ley Fundamental, siendo reprimidos violentamente por las fuerzas paramilitares del gobierno. Sin embargo, se logró la desaparición del C.N.E.S. y se logró la realización de la V Conferencia de Universidades en 1978, recuperando así, plenamente, la autonomía y la libertad de expresión.

Con la elección del Ing. Hugo Mansilla como Rector, la Facultad tuvo nuevas autoridades bajo la dirección del Dr. René Calderón y el representante estudiantil, Univ. Pedro Quiroz del frente TUPA, luego fue elegido el Lic. Leonardo Soruco, todos ellos junto al Ing. Mansilla tuvieron una destacada participación en la reconquista de la Autonomía. Nuevamente, la Universidad fue clausurada por el golpe de estado del Gral. García Meza y reabierta bajo las disposiciones del Consejo Nacional de la Universidad Boliviana (C.O.N.U.B.).

 

Humanidades en el Proceso Democrático

Con el inicio del proceso democrático, en 1982, la Facultad reorganiza las actividades académicas, se realizan las elecciones para decano, gestión 83-86, siendo elegido el Dr. Arturo Orías y la representación estudiantil eligió a Olga Flores del frente TSUR. En este período fueron creadas las Carreras de Psicología, en 1984, por el Consejo Universitario y que funciona desde 1985, la Carrera de Turismo, en 1986, que funciona desde 1979 como una mención de la Carrera de Lingüística e Idiomas y se consolida el Taller de Lenguaje que tuvo como objetivo superar las deficiencias del lenguaje hablado y escrito, de igual manera desde 1984 funciona el Instituto de Investigaciones Históricas y Estudios Bolivianos.

En 1986 se reelige nuevamente al Dr. Orías como Decano y a la Lic. Raquel Montenegro como directora de estudios, siendo la primera mujer que asume esta responsabilidad en la Facultad.

En 1987, se implementa la imprenta y se publica el primer número de la revista Humanidades, bajo la dirección de la Lic. Gladys Seda de Guzmán y el universitario Jaime Iturri. En este período, el Archivo La Paz logra su ampliación y se consolida el Instituto de Investigaciones bajo la Dirección de la Lic. Rosario Rodríguez y de José Crespo Secretario Ejecutivo del Centro de Estudiantes Facultativo.

En 1988 se realiza, en la Universidad, el Primer Congreso y la facultad se organiza en torno a este evento. El mismo año se lleva a cabo el Primer Encuentro Estudiantil de Humanidades que discutió, principalmente, problemas académicos. El taller de Lenguaje pasa a depender de las Carreras.

En 1993, luego de varios intentos por muchos años, se realiza el Foro Facultativo gracias al impulso del Dr. Guillermo Mariaca y las gestiones de los universitarios Alex Lopez y José Luis Flores del Centro Facultativo. En este evento se debatió los informes de las sectoriales de las carreras, la adecuación de las normas facultativas, la institucionalización y evaluación del presupuesto y la infraestructura.

Finalmente, cabe destacar que durante la gestión del Dr. Fernando Cajías y la Dra. Margaret Hurtado se inaugura, en 1997, el edificio nuevo en la Av. 6 de Agosto que cuenta con cinco pisos con exclusividad de aulas y el funcionamiento de la biblioteca, sala de Internet y el CETI. En 1998 se instala la dirección de Lingüísticas e Idiomas y en 1999 las direcciones de las carreras de Historia, Filosofía, Literatura y Bibliotecología, en la casa Montes.

Actualmente, la Facultad cuenta con más de seis mil estudiantes, siendo una de las más grandes de la UMSA.